domingo, 31 de enero de 2010

Seducción Capitulo 9: Volviendo al Juego



Seducción Capitulo 9: Volviendo al Juego

EMMETT POV

Había estado tan nervioso que me tomo por sorpresa cuando tocaron la puerta y la abri para encontrarme a mi diosa ahí parada con una cara de desconcierto, se veía tan bella, le sonreí y le invite a pasar.



Vi como ella caminaba rumbo al escritorio y miraba alrededor, no sabia como empezar la platica así que empecé por lo mas básico y por lo mas tonto; trabajo.



Bien Rose, me dejas decirte Rose verdad—ella asintió—bien mira te hare una explicación breve de lo que hacemos aquí en Seducción, la finalidad es convertir a nuestros clientes en unos amantes de su sexualidad, amantes de su cuerpo y del de su pareja, queremos que enciendan a esa mujer o a ese hombre salvaje que llevan dentro— yo seguia hablando cual idiota, que rayos me había pasado porque estaba hablando de el negocio, porque no trataba de seducirla? De los tres yo era el mas jugueton pero también era el que mas disfrutaba de su vida sexual, yo no rogaba por mujeres ellas llegaban solas a mi. Y al parecer mi diosa no había sido la excepción mientras hablaba no había dejado de mirarme los labios pero no lo hacia con una lujuria reflejada en la cara, tenia un hermoso ceño fruncido que mis manos ansiaban quitar.



Sr. Cullen?—sus palabras interrumpieron mi sermón de negocios, dándome un respiro y a la vez enojándome por el termino de señor. De acuerdo que era viejo pero ella no lo sabia se podria decir que eramos así de la edad, al menos en apariencia—Si Rose dime, pero llamame Emmett por favor— dije corrigiéndola—Usted cree que no soy su tipo? Cree que no soy deseable para alguien como usted?—Si hubiera sido humano sabia que me hubiera quedado sin aire y que mi corazón latería desbocado, aunque ya solo tenia recuerdos de esas sensaciones sentí que mi cuerpo se quedaba sin aire; aunque era innecesario; además ella se empezó acercar a mi conforme cada palabra salía de esos dulces labios.



Yo estaba sentado en la orilla de mi escritorio y ella había estado sentado en uan de las sillas frente a el así que no camino demasiado pero aun así se acerco tanto que quedamos cara a cara y su aliento me inundo cuando volvió a hacer la misma pregunta pero ahora llamándome por mi nombre.



Que no era mi tipo de chica? Quien Rayos le diría algo así? Era mi tipo de chica mi erección al menos si lo demostraba, rayos ansiaba a esa mujer; la quería gimiendo arriba de mi, montándome, como que si era mi tipo de chica?



Tu que crees Emmett, no soy tu tipo de chica?—dijo a solo 10 cm de mi cara deseaba perderme en sus palabras y en su aliento y demostrarle que tan cerca de mi tipo de chica estaba, pero no había cazado en dos semanas estaba al limite, de los tres yo era el mas descuidado y con ella aquí nada mas provocándome no acabarian bien las cosas.



La deseaba mucho mas que a cualquier mujer pero no podía perderme ahora, no ahora que estaba al limite, tratando de tranquilizar al cazador que tenia dentro. Cuando crei que ya tenia todo controlado cometi el mas estúpido de los errores inhale y cuando le hice su aliento fue directo a cerebro envolviéndome, baje la mirada ara buscar la fuente de ese olor, cuando vi sus labios entreabiertos; era una clara invitación que deseaba aceptar, no se cuanto tiempo estuve así pero en cuanto sentí que se acercaba me aleje, tenia que poner una distancia.



La mire a los ojos y vi dolor, hasta ese momento no me había dado cuenta lo que había hecho con mis acciones, la había rechazado y le había demostrado que de verdad no era mi tipo. Idiota, Estupido. Se volteo y se volvió a sentar con una sonrisa que aseguraba no pasaba nada, era una pena que no supiera mentir, porque esa sonrisa no le llego a los ojos. Tenia que arreglar las cosas, así que hable.



Rosalie, deja que te explique—dije acercándome a ella, pero ella me detuvo—No Sr. Cullen, es mas que claro, me disculpo por mi atrevimiento y le pido por favor si me pudiera seguir hablando de lo que Seducción me puede ofrecer—me quede paralizado en el lugar, que, me volvia a llamr señor? Era un estuido, un imbécil, había arruinado todo con mi diosa y no podía decir nada porque sabia que en cuanto le dijera que la deseaba, que anhelaba sus besos que me había vuelto un enfermo obsesionado con ella, me diría demuéstramelo y como estaba no podria hacerlo. Maldita sea tenia que cazar mas seguido, era un tonto. Había arruinado mi oportunidad.



Decidi seguir su petición y comencé a hablar de Seducción, del tema seguro. Le explique su función, los tipos de contratos que había, los tipos de actividades en los que se podía relajar y aprender, pero cuando estaba terminando dije algo que al parecer le sorprendió.



No vas a enseñarme tu? Porque? Tanta repulsión te doy—mi miro con odio y eso me sorprendió, yo había ansiado enseñarla porque era la única forma que había ideado acercarme, poco a poco conquistarla, pero por la forma en que había reaccionado hoy a ella, crei que no quería que le enseñara, eso saco una sonrisa de mi boca.



Claro si es lo que deseas, yo te enseñare, tu solo dime por donde quieres comenzar y a partir de que día, tenemos que programarnos—dije una con una sonrisa tonta en mi cara por haber ganado esta batalla, ella seria mia y solo mia.



Que te parece ahora o tienes algún problema con ello—dijo poniéndose de pie y acercándose a la puerta, retándome, Dios esta mujer me ponía duro, no había nada mejor que un buen reto—Claro empecemos si es lo que deseas, que quieres aprender hoy—dije acercándome a ella y cediéndole el paso para salir de mi oficina.



Quiero empezar con lo mas fuerte, que me puedas enseñar—eso me sorprendió, no crei que fue sadomasoquista, asentí pero no pude quedarme con la pregunta en la cabeza—No sabia que fueras sadomasoquista, tenemos una cámara de tortura si quieres podemos llamar algún esclavo—dije pero ya conteniendo la risa, su cara de sorpresa lo dijo todo, no lo era, pero no pude aguantarme a tomarle el pelo.



O si deseas tu puedes ser mi esclava, soy muy bueno en ello sabes—me acerque a su oído—puedo darte el mejor placer de tu vida, nena—oí un jadeo y la mire, ella me vio con sorpresa y después con lujuria, que disfrazo segundos después—No, gracias prefiero empezar por algo mas… suave, que me puedes ofrecer?



Suave eh, bueno pues tengo una idea no es suave pero si es algo, mmm, como decirlo, vibratorio. Se que te gustara, me sigues por favor—la curiosidad gano en sus facciones y me siguió. Y aunque este tipo de fantasía tiende a ser común en los hombres que lavan su ropa cuando una mujer bonita esta cerca, a mi me decepcionaba, no habia ningún tipo de contacto, al menos en seducción no.



Bajamos hasta el sotano, donde esta la lavandería, junto las maquinas, abri la puerta y la cerre con llave, prendi el foco y camine hasta la última lavadora; no necesitaba la luz, pero ella si. Me siguió viéndome con curiosidad cuando la maquina empezó a funcionar me acerque a ella tanto como mi instinto me lo permitia.



Desnudate—se que fue una orden, y que mi voz se había enronquecido, pero no podía tocarla, hoy no estaba al limite, me miro como si estuviera loco y le devolvi una mirada de no puedes? Empezó a quitarse prenda por prenda, tenia un cuerpo delicioso, lleno de curvas, sus caderas eran redondas y perfectas, sus piernas largas y estilizadas, con las uñas de los pies pintados de un rojo fuego, su pubis estaba completamente rasurado y eso casi hace que caiga de rodillas, que pierda el poco control que tenia.



Sus pechos no eran pequeños pero tampocos grandes, eran del tamaño perfecto, con unos pezones rosados y excitados, se veía mas que deliciosa toda ella, era exquisita. Como pude me concentre y empece a dar las indicaciones.



Quiero que subas a esa lavadora y que te sientes de modo que el clítoris toque la esquina derecha de lavadora, que mantengas tus piernas abiertas y que cierres los ojos.



Ella me hizo caso, se subió y en cuanto se acomodo y cerro los ojos, un gemido salió de su boca—que sientes?—quize saber, yo sabia lo que sentiría no era la primera vez que tenia esta fantasía con una mujer, pero era la primera vez que la sola imagen me estaba haciendo llegar.



Siento, ah!... siento como si mi cuerpo entero vibrara, como si fuera un ataque directo a mi centro, como mil vibraciones a la vez, se siente ah!... delicioso—gimio otra vez y empezó a mover las caderas creando ella sola un ritmo, estaba gloriosa y su olor me lleno por completo, me nublo la mente.



No cometería ninguna estupidez, ni tampoco me vendría en los pantalones, así que sin pensarlo me desabroche el pantalón y me lo baje al igual que mis bóxers, dejando caer en mi mano, esa dolorosa erección, escuche un jadeo y cuando levante la vista ella me estaba viendo, se mordió el labio y solo una palabra salió de su boca, volviéndome completamente loco.



Hazlo!



Gemi, empece a masajear mi erección en la mano, después la cerre creando una friccion, y aunque me hubiera gustado mas sentirla a ella rodeándome con sus paredes, por ahora con solo verla bastaría.



Subi mi mano hasta la punta y luego la baje despacio, viéndola a ella como seguía mis movimientos hasta que me di cuenta que hacia los mismos que yo, yo subía, ella movía la cadera hacia delante, yo bajaba, ella movía la cadera hacia atrás. Me volvi loco, hice el movimiento mas rápido mientras ella imitaba mis movimientos, iba bien sabia que ella se vendría antes que yo, hasta que se arqueo y cerro los ojos disfrutando de las sensaciones, me perdi y cuando quize regresar fue demasiado tarde, el orgasmo estaba ahí, gemi y no deje de ver a Rosalie, hasta que ella también grito—“Emmett”—fue ahí cuando me deje ir y disfrutar de mi orgasmo, un rugido salió de mi pecho y en cuanto lo hizo un chorro salió de mi erección, saliendo disparado al piso, segui con los movimientos hasta que me vacie por completo. Siempre viéndola, disfrutándola.



Cuando ambos disfrutamos del orgasmo y recuparemos la respiración, nos vestimos en silencio, yo acabe antes de ella así que me acerque para apagar la lavadora y fue cuando oli su néctar, saque un pañuelo y lo limpie antes de que alguien más lo notara. Sentí que me miraban y voltee, ella me miraba con un ceja levantada.



Es para que no nos descubran, sabes? Este piso no entra dentro de Seducción—rio y se acerco para quitarme el pañuelo y limpiar ahora mi semen del piso, cuando quedo completamente limpio salimos da ahí y la acompañe a la puerta, no quería dejarla ir, pero que podía decir? Quedate mi diosa y te prometo una satisfacción que ningún hombre podrá igualar? No, yo quería que ella estuviera conmigo porque lo deseaba, no porque se sintiera obligada.



Se volteo y me dedico una sonrisa—gracias, hoy fue… maravilloso, solo espero que la próxima vez que nos veamos no tenga que recogerlos, ya sabes—dijo levantando el pañuelo y tirándolo a la basura.



Espero con ansias, tu próxima clase Emmett—se acerco y me beso en los labios, fue un beso ligero, pero fue suficiente para hacerme arder por dentro. Vi como se alejaba y una sonrisa se formaba en mi cara, era hora de volver al juego, era hora de aplicar el verdadero arte de la Seducción.



Entre en la empresa con una sonrisa depredadora en mi cara, si, era momento de volver a la acción, era momento de empezar la cacería.
------------------------------------------------------------------------------------------------------
Lo prometido es deuda, aqui les dejo este lindo capi.
Por favor dejen sus comentarios, son muy importantes para mi
Las quiero.

Mordiscos Dulces

4 comentarios:

  1. BBBBBBBBBBBBBB!!! Dios que capitulo.... estoy aun con la boca abierta .... asiOOOOOO...... me gusto no sabia ese tipo de fantasias pero aja .... entre gusto y gusto no hay disgusto ... miles de abrazos

    ResponderEliminar
  2. wooooowwwwwwwwwwwwwwwwww me encantoooooooooooooooo quiero mas seduccion jajaja besitos

    ResponderEliminar
  3. posibilidades que no me imaginaba,realmente O_o

    aún estoy en shock...demasiada pornografía para no haber sido pensada por un hombre P_P

    Porno crepúsculo ¿por qué nadie había pensado eso antes? Estás sentada sobre una mina de oro,te lo aviso XP

    En fin,he estado revisando...habrá algo de jacob por ahí...?seamos honestos,gracias a la imagen que Taylor Lautner ha puesto en nuestras cabezas (maldito sea,tan follable él) ES UN PERSONAJE QUE LO PIDE A GRITOS.

    ahh,por si nunca lo oíste,hay algo que se llama Yaoi en la cultura manga,también hay historias Yaoi...mmh,averiguá lo que es,y captá mi indirecta 9_9 y si la captaste ya,un Edward-Jacob o un Jacob-Seth Clearwater sería una buena opción.hey,no me llamen pervertido,sólo señalo lo evidente XD(SÓLO DECÍA)
    jajajajaja
    (pero por favor!!!!!)

    ResponderEliminar
  4. Blackrabbit, una mujer es capaz de tener tantas o más fantasías que un hombre e imaginar y relatar todo tipo de situaciones eróticas (que no ponográficas) sin sonrojarse...Ese pensamiento tuyo es machista y muy retrógrado, demasiado para hacerse el moderno y pedir yaoi,lo captaste ya? pues eso.
    B rules!
    Un beso niñas.
    T.

    ResponderEliminar